Esta maravillosa novela reúne a dos personas que no podrían tener menos en común  con una pregunta: ¿Qué decidirías cuando hacer feliz a la persona a la que amas significa también destrozarte el corazón?

Es una bonita historia de amor, encuadrado en  el género romántico-sentimental, que emociona y mucho. No quiero destripar el libro ya que es una historia que merece leerse por muchas razones, aunque el deseo de encontrar una historia bonita de amor con final feliz no debe ser una de ellas.

Los personajes principales están compuestos con fuerza y realismo, llegando a cogerles un enorme cariño aunque sin compartir -en mi caso- algunas de las decisiones; esta escrito de tal manera que no busca dramatismo ni sensiblería, solo respeto.

La autora ha sido valiente al plantear ciertos temas y combinarlo con el fino sentido del humor, donde he llegado a soltar carcajadas, risas y sonrisas.

A veces se pierde un poco el ritmo y alguna trama secundaria debería haberse eliminado, pero pasa inadvertido dentro de toda la historia. Es de esos libros que voy a recordar con mucho cariño y seguro que en algún momento volveré a coger, por sus personajes protagonistas, por algunas de las situaciones, por lo real de las personas de sus sueños, sentimientos y emociones.

Al cerrar la novela y pese a tener los ojos llorosos una sonrisa me bailaba en los labios. Un libro que en sus últimas líneas transmite amor sin noñerías, esperanza en el futuro y amor por la vida.

Anuncios