La demencia con cuerpos Lewy no es una enfermedad rara aunque es de las demencias menos conocidas, es el tercer tipo más común de la demencia, después de la enfermedad de Alzheimer y la demencia vascular. Esta enfermedad ocurre cuando se acumulan unas estructuras anormales, llamadas cuerpos de Lewy, en ciertas áreas del cerebro.

Esta demencia progresiva suele comenzar entre los 50 y los 85 años de edad; a día de hoy, no tiene cura, por ello, los tratamientos actuales se enfocan en mejorar los síntomas, pero la función y las habilidades empeoran con el paso del tiempo.

Sintomas

En la mayor parte de los pacientes de Demencia con cuerpos de Lewy, problemas leves relacionados con la memoria a corto plazo, como el olvido de hechos muy recientes.

  • Breves episodios de confusión sin causa aparente, junto con otros trastornos conductuales o cognitivos. Son comunes las desorientaciones con respecto a la hora o el sitio en que se encuentra; los problemas del habla para encontrar palabras o mantener una conversación; las dificultades de percepción espacial; y problemas del pensamiento como la falta de atención, la inflexibilidad mental, la dificultad para llegar a decisiones, la pérdida del buen juicio y de la comprensión de las cosas.
  • Fluctuación en la manifestación de estos síntomas cognitivos de un momento a otro, de hora en hora, de día en día o de semana en semana. Por ejemplo, el paciente puede conversar normalmente en un día determinado y ser incapaz de hablar al día siguiente o incluso una hora después. Si bien suele considerarse que esta característica es un componente importante de la Demencia con cuerpos de Lewy también puede presentarse en otras demencias, y a veces es muy difícil determinar si realmente ocurren las fluctuaciones en un paciente específico.
  • Alucinaciones visuales vívidas y bien definidas. En las primeras etapas de la Demencia con cuerpos de Lewy es posible que el paciente admita y describa las alucinaciones. Hay otros tipos de alucinaciones de menor frecuencia, pero que también ocurren en ocasiones. Pueden ser auditivas, olfativas o táctiles.
  • Las alteraciones motrices del parkinsonismo, que a veces se denominan síntomas “extrapiramidales”, entre ellos están la postura flexionada, la marcha arrastrando los pies, una reducción en el vaivén de los brazos, rigidez de las extremidades, propensión a caerse, bradicinesia (lentitud en los movimientos) y temblores.
    Los problemas del movimiento se presentan en las fases avanzadas en un 70% de los pacientes con Demencia con cuerpos de Lewy; pero en un 30% de los enfermos con Demencia con cuerpos de Lewy, y sobre todo en los más ancianos, los síntomas del Parkinson ocurren al inicio, antes de los síntomas demenciales. En estos individuos, el deterioro cognitivo tiende a iniciarse con la depresión o fallos leves de la memoria.

Párkinson, Alzheimer y cuerpos de Lewy

Síntomas parecidos a la enfermedad de Párkinson

  • Moverse lentamente y andar arrastrando los pies o andar temblando
  • Caminar o estar de pie rígidamente, con los brazos y las piernas flexionados
  • Tener un rostro carente de expresión

Síntomas parecidos a la enfermedad de Alzheimer

  • Tener problemas con la creación de memorias nuevas o acordándose de memorias viejas
  • Ponerse confundido fácilmente
  • Tomar decisiones y acciones inapropiadas o raras

Síntomas únicos a la demencia con cuerpos de Lewy

  • Los síntomas mejoran o empeoran de un momento al próximo, o de una hora a la próxima
  • Alucinaciones, especialmente alucinaciones visuales, además de tener delirios
  • Ponerse activo y violento durante la noche y exteriorizar los sueños por causa de una condición que se llama el trastorno del sueño REM (sueño de movimientos oculares rápidos)
Anuncios