La demencia asociada a la enfermedad de Parkinson es la que aparece en el contexto de una enfermedad de Parkinson típica establecida, y que afecta a más de un dominio cognitivo, principalmente la atención y la función ejecutiva y visuoespacial.

Se diferencia de la Demencia con cuerpos de Lewy en que en ésta la demencia aparece previamente o al mismo tiempo que los síntomas parkinsonianos. Para el diagnóstico operativo de enfermedad de Parkinson se considera que debe haber transcurrido al menos un año entre el inicio del parkinsonismo y la aparición de la demencia.

Un estudio longitudinal observó que cerca del 60-80% de los pacientes con enfermedad de Parkinson (EP) acababan desarrollando demencia en el seguimiento a 8 años, dependiendo de la edad del paciente.

Hay varias hipótesis explicativas para la demencia asociada al Parkinson, en algunos casos, se considera que la propia degeneración neuronal de la enfermedad puede causar deterioro cognitivo. En otros se relaciona con la demencia por cuerpos de Lewy, debido a la presencia de estos en el neocórtex, sistema límbico y tronco del encéfalo. También se ha relacionado con demencia tipo Alzheimer, puesto que la demencia asociada al Parkinson es de características parecidas y pueden aparecer placas seniles y ovillos neurofibrilares, pero a diferencia del Alzheimer, la demencia asociada al Parkinson se caracteriza por la ausencia de signos corticales, como afasia y apraxia.

Anuncios